Alzheimer

Alzheimer

El Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que lentamente va afectando a distintas áreas del cerebro que van atrofiándose. Se caracteriza básicamente por una pérdida de la memoria inmediata o a corto plazo con la presencia de un deterioro cognitivo y trastornos conductuales.

SENTIDO BIOLÓGICO:

Desconexión de la realidad. Huida de todas aquellas memorias que podrían ser perjudiciales para mí y que podrían incluso matarme. Borrar todo aquello que podría generar más conflictos en mi biología. No volver a equivocarse (y sufrir las consecuencias).

El cuerpo y el cerebro reaccionan protegiendo a la persona de unos recuerdos innecesarios y peligrosos, provocando una vuelta a la inocencia. ¿Cuántas veces hemos pensado: “Ojalá pudiera olvidar o borrar todo lo sucedido”? Las personas que se niegan a afrontar su vida o su realidad (sin entrar en juicios de si tienen o no razones de peso para hacerlo) vuelven a un estado de inocencia, de no preocupación, de olvido… eliminando las cargas psico-bio-emocionales de su sistema.

CONFLICTO: Conflicto de separación brutal.

Múltiples conflictos repetitivos no resueltos, vividos en todos los dominios (dinero, pareja, trabajo, hogar…) que provocan múltiples cicatrices hasta un nivel que fue insoportable.

Conflicto de no poder comprender las cosas. “Si no comprendo algo, no puedo aplicarle una solución”.

Conflicto de falta de reconocimiento: “No puedo reconocer a los demás porque yo mismo no fui reconocido”.

Conflictos con recuerdos demasiado duros (asesinatos, suicidios, grandes pérdidas…).

Exigirse constantemente hacer algo que no se quiere hacer hasta que la única solución es olvidarse de las obligaciones. Conflictos de separación y agresión.

Conflicto familiar en el que yo: «quiero que estén conmigo, pero yo no quiero estar con ellos».

Para la prevención del Alzheimer, debemos tener muy presente las pequeñas amnesias que puedan ir apareciendo con el tiempo y empezar a descodificar entonces.

Una vez los síntomas hayan aparecido en su fase final ya no hay vuelta atrás, entonces el trabajo debe realizarse sobre los acompañantes de esa persona para que puedan tener las herramientas necesarias y no refuercen el conflicto.

COMPARTIR EN:

Suscribete a nuestro blog (todos los datos son obligatorios)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *