Ansiedad (angustia)

ansiedad

La ansiedad, es la otra cara de la depresión. Depresión y ansiedad, distintas manifestaciones de la misma enfermedad. Pensamientos y creencias negativas. Se tiende a proyectar la mente en el futuro, lo que no nos permite vivir el presente. La preocupación y el sufrimiento psicológico, es un camino directo a la enfermedad.

Tiene como efecto en la persona que la sufre el bloqueo de la capacidad de vivir el momento presente. Se preocupa sin cesar. Habla mucho de su pasado, de lo que aprendió, vivió, o de lo que le sucedió a otro. Esta persona tiene una imaginación fértil y pasa mucho tiempo imaginando cosas que ni siquiera es probable que ocurran. Se mantiene al acecho de señales que prueben que tiene razón para preocuparse.

La ansiedad puede manifestarse en: dolores de cabeza, calores, palpitaciones nerviosas, grandes transpiraciones, tensiones, llantos e insomnio.

SENTIDO BIOLÓGICO: El sistema simpático se dispara y toma el control de tu cuerpo para esquivar un peligro. Las reacciones pueden ser de tres tipos: lucha, huida o parálisis, lo cual da variedad distinta de reacciones de ansiedad.

La diferencia entre una reacción normal del sistema simpático y la que produce ansiedad es que en que en la ansiedad el peligro está en nuestro inconsciente (puede ser más o menos real, pero no somos conscientes de cuál es el peligro). Eso hace que no podamos reaccionar a ese miedo como sería oportuno.

CONFLICTO: Desvalorización, limitación, impotencia, miedo, mucho miedo, incapacidad para afrontar algo, (por eso el sistema simpático está alerta para tomar el control).

La ansiedad es un síntoma que esconde otra emoción, otro conflicto realmente importante pero que no ha salido a la superficie y es el que debemos buscar. Intentar solucionar la ansiedad como si se tratase de una enfermedad no sirve para nada.

En una persona con ansiedad la imaginación suele llevarle a los peores finales posibles. Eso se debe a la creencia de que no seremos capaces de conseguirlo y por lo tanto necesitamos estar alertas para lo peor.

COMPARTIR EN:

Suscribete a nuestro blog (todos los datos son obligatorios)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *