Apendicitis

Como en todas las enfermedades que terminan en itis, la apendicitis se manifiesta cuando la persona siente una ira reprimida, por ser demasiado insegura y dependiente de los demás como para expresarla.

También tiene mucho miedo a la autoridad de alguien que la hizo enojar y no se atreve a expresarlo, a dejarlo salir. Tiene la impresión de «no tener salida». Este temor se relaciona con una situación sucedida justo antes de la crisis de apendicitis.

Lo más frecuentemente, se trata de una situación en el plano afectivo que viene a desequilibrar mi sensibilidad y mis emociones. Mi miedo puede haber suscitado este acontecimiento porque generaban pensamientos negros y me preocupaba.

Me siento como en un “callejón sin salida” (es la forma del apéndice) porque tengo el sentimiento de estar oprimido, lo cual activa en mí miedo, inseguridad, cansancio, abandono. Lo más frecuentemente, esta contrariedad está relacionada con el dinero y particularmente el dinero de bolsillo.

Puede ser también algo o alguien que yo quería que “se añadiera” o “se incorporara” a mi vida, pero una circunstancia se lo impide. Por ejemplo, quizás quiero que mi cónyuge venga a vivir en mi casa, pero él o ella no quiere o no tengo bastante sitio para albergarlo, etc. Hay una “obstrucción” al flujo de la vida e inhibo multitud de emociones.

Necesito hablar de lo que vivo, necesito “vaciar mi bolsa” porque tengo dificultad en digerir lo que sucede, encuentro que esto es feo y decepcionante.

CONFLICTOS:

A. Es un reservorio (despensa, reserva… es un bolsillo, por lo tanto, reserva de dinero. Podemos encontrar incluso la palabra “reconocimiento”). En un niño tiene que ver con el dinero de bolsillo (uso diario) (Ejemplos: caramelos, azúcar, paga semanal, dinero…). Ejemplo: Un niño tiene un ataque de apendicitis, tres días antes, estaban hablando en casa que tenían que pagar una excursión del niño y que no tenían dinero y hablaban de tocar el ahorro. El niño resintió.

B. Conflicto de «suciedad» indigesto. Ejemplo: niño que presencia una terrible escena de violencia entre sus padres. O algo que no podemos vaciar. Callejón sin salida, jugarreta, (Tenérsela jurada a alguien)

En vista de que esta enfermedad puede degenerar en una complicación grave, el mensaje que tu cuerpo te envía es que no esperes más para expresar lo que sientes. Ya hace demasiado tiempo que te contienes, si sigues aguantándote, puedes estallar.

COMPARTIR EN:

Suscribete a nuestro blog (todos los datos son obligatorios)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *