Beneficios de la música para la salud

Beneficios de la música para la salud

1. FAVORECE LA CONCENTRACIÓN. Lejos de distraer, la música puede favorecer la concentración. Y esto es importante a la hora de estudiar o trabajar.

2. MOTIVA EL APRENDIZAJE. Hay una conexión entre la música y funciones cerebrales como la memoria, el equilibrio, la orientación o la coordinación. La música se conecta directamente con nuestras emociones y nos ayuda a expresarlas. Por esto, es perfecta para motivar el aprendizaje.

3. ESTIMULA LAS CONEXIONES NEURONALES. Es capaz de inducir estados emocionales, a través del intercambio de sustancias químicas.

4. CONTRIBUYE AL TRATAMIENTO DE ENFERMEDADES. Puede ser una herramienta para el tratamiento de enfermedades, como trastornos cerebrales y lesiones adquiridas. Así, puede ayudarnos a recuperar habilidades lingüísticas y motrices.

5. COMBATE EL ESTRÉS. Se sabe que hay canciones que pueden ayudarnos a reducir positivamente el estrés. Mindlab International determinó a través de un estudio que la canción más relajante del mundo es Weightless de Marconi Union.

6. RELAJA A LOS NIÑOS. Los bebés escuchan y perciben la música desde que se están gestando. Los sonidos musicales suaves les relajan y les ayudan a dormir.

7. INCREMENTA LA FELICIDAD. La música favorece la producción y liberación de dopamina, que es la hormona de la felicidad: un neurotransmisor clave a la hora de proporcionar placer.

8. ALIVIA EL DOLOR. Un estudio de investigadores de la Universidad de Utah demuestra que las distracciones alivian el dolor. Su estudio demuestra que la música aleja el foco cognitivo del estímulo doloroso.

9. FORTALECE EL SISTEMA INMUNOLÓGICO. Hay una gran cantidad de investigaciones que refuerzan el papel de la música como fortalecedora del sistema inmunológico. La medicina ha encontrado evidencias de que la música puede aumentar la producción de plaquetas, estimular los linfocitos y proteger las células de determinadas dolencias.

10. REDUCE LA PRESIÓN ARTERIAL. Algunas tipologías musicales pueden influir sobre la presión sistólica y diastólica, para prevenir la hipertensión y otras enfermedades cardiovasculares. Los ritmos lentos y la música pueden mejorar la vasodilatación.

COMPARTIR EN:

Suscribete a nuestro blog (todos los datos son obligatorios)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *