Cómo afectan tu vida tus creencias y emociones

Cómo afectan tu vida tus creencias y emociones

Lo que sentimos y creemos afecta nuestra vida, e influye en la relación con las personas que nos rodean. Por esta razón, te compartimos tres formas en las que tu sistema de creencias y emociones pueden impactar tu vida.

1. TU COMPORTAMIENTO:

Nuestras creencias y emociones determinan la manera en la cual nos desenvolvemos y relacionamos con nosotros mismos y otras personas. Esto hace que se afecte nuestra realidad a través de nuestro comportamiento. Por ejemplo, si en tu rubro de trabajo te sientes capaz, competente y merecedor de un sueldo apropiado, es muy probable que notes y busques todas las posibilidades que te lleven al trabajo de tus sueños. Esto también te ayudará a dar una mejor entrevista de trabajo, a tener buenas relaciones con tus compañeros de trabajo y destacarte en el mismo.

Los resultados de nuestra vida dependen de nosotros mismos. Por ello es muy importante conocernos profundamente. Muchas veces las situaciones o personas que no son de nuestro agrado son un reflejo de lo que no nos gusta de nosotros mismos.  Al reconocer esto y tener aceptación propia cambia la manera en la que vemos el mundo que nos rodea.

Incluso la salud puede resultar afectada de manera positiva o negativa. Sentirse eficaz en la vida diaria aumenta las probabilidades de llevar ciertos comportamientos saludables como comer adecuadamente. Caso lo contrario otros sentimientos como la sensación de riesgo o culpa también pueden llevarte a cambiar ciertos patrones que pueden perjudicar nuestra salud.

2. A QUIENES TE RODEAN:

Nuestras creencias y emociones pueden afectar no solo nuestra realidad al influir en nuestro comportamiento, sino también, en la de otros.  Podemos llegar a influenciar en su comportamiento, ya sea en relaciones cercanas o más lejanas.

Nuestras emociones y creencias también pueden provocar un comportamiento recíproco en nuestra pareja. Al tener una mirada positiva de uno mismo se puede tener una mirada positiva de la pareja. Estudios como el publicado en “The Journal of Personality and Social Psychology” sugieren que las personas que ven a sus parejas de una manera más positiva a la que las parejas se ven a sí mismas, tienden a tener una relación más satisfactoria, con menos conflicto y más duradera.

Es fundamental poder apreciar y elogiar a las parejas para brindarles confianza y aliviar sus inseguridades de la relación. Mientras más segura sea la pareja, se comporta de manera generosa y constructiva. En el caso contrario, las personas que hacen de menos a su pareja incitan comportamiento hostil, de rechazo y miedo.

3. TU SALUD:

Nuestra salud y enfermedad son influidos por muchos factores, como predisposición genética, toxinas, traumas, circunstancias socioeconómicas y, según estudios científicos, también nuestras creencias y emociones. Según un estudio del PhD Mark Stibich, las personas con pensamientos y emociones positivas tienden a vivir más y las personas con pensamientos y emociones negativas viven menos.

Actitudes negativas y sentimientos de impotencia pueden causar estrés crónico. El estrés afecta el balance hormonal, inhibe los químicos que permiten sentir felicidad, y debilita al sistema inmunológico.

El enojo mal manejado o reprimido está relacionado con varios problemas de salud como lo son la hipertensión, enfermedades cardiovasculares, desórdenes digestivos y la propensión a infecciones.

¿Cómo se puede canalizar el poder de nuestras creencias y emociones para mejorar nuestras vidas? Podemos empezar con tener un diario de gratitud, meditar e incluso ayuda profesional como terapias psicológicas y BioNeuroCoaching.

COMPARTIR EN:

Suscribete a nuestro blog (todos los datos son obligatorios)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *