Como aprendemos

Como aprendemos

Qué difícil es aprender algo nuevo, cuando pretendemos hacer las cosas solos, perfectas y en la primera vez! ¡Qué difícil es aprender algo nuevo, cuando no damos (o no nos damos) permiso para equivocarnos! ¡Qué difícil es aprender algo nuevo, cuando pretendemos saber todo! Y… qué difícil se hace vivir en este tiempo de cambios, con esta dificultad para aprender.

Como adultos, estamos habituados a aprender nuevas técnicas, nuevos conocimientos, nuevas disciplinas. Sin embargo, muchas veces, al llevar estos conocimientos a la experiencia, a la vida cotidiana, suceden cosas distintas de las que esperábamos. Y los resultados que pretendíamos obtener, no llegan. Se nos dificulta llevara la acción, incorporar en nosotros dicho aprendizaje.

En esta época vivimos en una tendencia a buscar el «cómo hacer» determinada cosa, en buscar «la receta» y muchas veces nos olvidamos del «quién hace». Y sucede que, «los 10 secretos para ser feliz» no están funcionando. Sin desvalorizar la importancia del conocimiento, proponemos poner el foco en la persona y en la acción

Antes de preguntarnos ¿cómo se hace?, poder preguntarnos ¿quién estoy siendo? ¿Qué estoy viendo? ¿Qué es lo que NO estoy viendo? ¿Cuáles son mis expectativas? ¿Cuáles son mis dificultades? ¿Qué me pasó en una experiencia anterior? ¿Cuáles son mis tendencias? ¿Qué costos estoy dispuestos a pagar?

Tanto en el ámbito personal, como en el familiar y social, la posibilidad de lograr los resultados que nos importan dependen de las acciones que realizamos. Lo que a veces olvidamos es que no hay acción sin actor, no hay acción en abstracto. La acción, y por ende el resultado a producir, depende enteramente de quien la lleva a cabo.

COMPARTIR EN:

Suscribete a nuestro blog (todos los datos son obligatorios)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *