Ojos

ojos

Cuando tenemos problemas con los ojos significa que hay algo que no queremos ver, ya sea en nosotros o en la vida, pasada, presente o futura.

En vez de aceptar una realidad que podría ser dolorosa, repugnante o confusa, prefiero cerrar los ojos. La ceguera puede estar causada por la diabetes o también por la acumulación de cosas que rehúso aceptar, aportándome confusión y un sentimiento de ya no saber a dónde ir.

Herida por un impacto, un traumatismo o por un gran miedo interior, mi vista se retira. Puede tratarse del temor de perder a alguien o algo que quiero.

Una deformación del ojo (astigmatismo, miopía, presbicia) indica que busco de modo desmesurado encontrar respuestas en el exterior en vez de dentro de mí. Cuanto más busco afuera de mí, más me aparto de mi núcleo interior.

Una visión velada (cataratas, glaucoma) indica que mi versión de la realidad es contraria a la que veo. Esto me indica que pongo difícilmente mi atención sobre lo esencial, que rechazo lo que veo.

A continuación, algunas otras expresiones que se utilizan con frecuencia:

– ¡Me cuesta un ojo de la cara! (Me cuesta caro).

– Lo veo con malos ojos. (No me gusta).

– Echarle un ojo a alguien. (Vigilarlo siempre).

– Eso salta a la vista. (Es evidente).

– Hacer algo con los ojos cerrados. (Tengo mucha confianza en mí).

La utilización repetitiva de algunas de estas expresiones es un indicativo de que pueden afectarse los ojos o la vista.

CONFLICTO: Conflicto de miedo por la espalda. Amenaza que viene por detrás y de la que no podemos deshacernos. Miedo con un fuerte componente de aprensión (“¿Qué va a pasarme?”).

Sería interesante considerar estas preguntas: ¿No estarás negando algo que sucede en tu presente? ¿Qué es lo que no quieres enfrentar? ¿Tienes miedo de contemplar el presente o el futuro? Si pudieras ver con claridad, ¿qué verías que ahora no ves? ¿Puedes ver lo que estás haciéndote a ti mismo?

PARA LOS DIESTROS (AL REVÉS PARA LOS ZURDOS):

OJO IZQUIERDO: Es el ojo de la defensa y del peligro. Mira a lo lejos. El ojo que dirige el movimiento, identifica a los enemigos.

OJO DERECHO: Ojo del reconocimiento y de la afectividad. Ojo que memoriza, compara las caras. Relacionado con los hijos, la familia, los amigos y nuestra identidad.

COMPARTIR EN:

Suscribete a nuestro blog (todos los datos son obligatorios)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *