Ser juzgado

“Si necesitas el estímulo, los halagos y las palmaditas en la espalda de todo el mundo, entonces estás convirtiendo a todo el mundo en tu juez.” Fritz Perls

COMPARTIR EN: