Sobrepeso y Obesidad

Sobrepeso y Obesidad

Las personas con sobrepeso suelen tener sentimientos de miedo y se suelen sentir desprotegidas, en muchos casos suelen ser personas con carencias afectivas e insatisfacción sexual. La comida se convierte en un paliativo de su insatisfacción, del tipo que sea.

El exceso de peso Representa una necesidad de protección. Tratamos de protegernos de heridas, agravios, críticas, abusos e insultos, de la sexualidad y de las insinuaciones sexuales de un miedo general a la vida, y también de miedos específicos.

Cuando la amenaza desaparece, el exceso de peso se va también, sin que yo haya hecho nada por eliminarlo. Luchar contra la obesidad es perder tiempo y energía. Las dietas no funcionan, porque tan pronto como se las interrumpe, el peso vuelve a aumentar.

La OBESIDAD puede tener varias causas, pero en todos los casos la persona afectada se sintió humillada en la infancia y todavía tiene miedo de sentir vergüenza, de que alguien se avergüence de ella o de que alguien la avergüence.

El exceso de peso es una protección contra aquéllos que le piden demasiado, porque esta persona sabe que le resulta difícil negarse y tiene tendencia a llevar todo a sus espaldas.

También es posible que la persona se sienta prisionera desde hace mucho tiempo. Cuanto más quiere hacer felices a los demás y que la consideren buena persona, más trabajo le cuesta reconocer sus verdaderas necesidades.

También suele suceder que una persona acumula demasiada grasa para no ser deseada por el otro sexo, ya sea por temor a ser engañada o a no ser capaz de decir “no».

La persona obesa también quiere ocupar su lugar en la vida, pero se siente mal por hacerlo. No se da cuenta de que, a pesar de todo, ya ocupa bastante (y no sólo en cuanto al espacio físico).

¿Puedes observar bien cada una de las partes de tu cuerpo en un espejo? La capacidad de observar tu cuerpo físico tiene que ver con tu capacidad para observar más allá de lo físico, es decir, para observar dentro de ti a fin de descubrir la causa oculta de tu exceso de peso. Esta es la razón por la que quizás te resistas a lo que lees en esta descripción.

CONFLICTO:

Cartucheras: Protección sexual.

Edemas: «¿Sigo siendo válida?»

Grasa: «Solo puedo estar conmigo mismo»

Es muy estructural, es muy difícil encontrar los conflictos que lo desata y suele ser algo muy repetido en el tiempo, una sensación de peligro continuada. Básicamente conflicto de abandono y separación. De forma brusca. Cuando estoy abandonado estoy solo y en peligro.

Respuesta femenina: Adelgazar para poder huir.

Respuesta masculina: Engordar para hacerse grande.

También si me abandonan, me desvalorizo.

Un sobrepeso puede ser por líquidos o por grasa, y lo veremos por la velocidad. Si engordo rápido son líquidos. Si me siento solo, pretenderé no perder los referentes.

Si es progresivo es grasa. Alimento = Afecto. Cuando un niño mama se alimenta a la vez de afecto (por eso la bulimia está ligada a la carencia afectiva).

La tiroides controla el metabolismo y prepara para enfrentarse a algo (se hace grande, masculino) o para huir (adelgaza, femenino)

En el sobrepeso suele haber:

a. Un desencadenante.

b. Algo que lo mantiene.

Dependiendo del lugar donde se acumula la grasa tendrá otro sentido (siempre sobre la protección):

Grasa en la barriga: “Siento que mi vida la controla mi pareja”.

Hombros: “Debo ser fuerte.”

Barriga en la mujer: “Protección de los hijos”

Barrigas que caen (y tapan el sexo): “Protejo mi sexo para que ahí no pase nada”

SÍNDROME DEL ABANDONO:

– Real o simbólicamente, sensación de soledad, peligro permanente. Pueden encontrarse dos actitudes:

– Actitud femenina: huir, pasar desapercibida. Adelgazamiento. Anorexia: “mama tóxica”

– Actitud masculina: pone en marcha varios mecanismos de protección

Existencia profunda: retención de agua.

Falta de “alimento”: carencia afectiva (bulimia)

Estar perdido: cortisol y suprarrenales, miedo a equivocarse de dirección.

Desvalorización e impotencia: No tener ningún valor, no ser amada de verdad.

Camuflaje: cambio de imagen corporal, tomar espacio para existir, escudo protector.

Miedo frontal: sentimiento de temor por estar en peligro permanente.

Tiroides: “tener suficiente tiempo para huir”

Si quieres SANAR éste y otros conflictos te recomendamos nuestro entrenamiento de “BioNeuroCoaching para la Sanación Personal”. Puedes ver toda la información del mismo en https://www.bioneurocoaching.com/sanacion.html

COMPARTIR EN:

Suscribete a nuestro blog (todos los datos son obligatorios)

2 comentarios en “Sobrepeso y Obesidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *